EL SECRETO DE LA RUTINA DE SKINCARE IDEAL

¿Te pasa que pruebas los productos que a todo mundo le funcionan, pero a ti no?

Actualmente en el mundo del skincare hay buenísimos productos con principios activos que prometen dejar tu piel sana y perfecta. Pero, aunque miles de reseñas digan que es lo mejor, a ti no te están funcionando.

Te voy a contar el súper secreto para que no te pase más.


CONOCE TU TIPO DE PIEL

Esto es lo primordial que tienes qué hacer, no puedes darle a tu piel algo que no es compatible con ella. No todas las pieles están expuestas a los mismos factores ni tienen la misma genética y por lo tanto no requieren los mismos cuidados. En otras palabras, cada piel es un mundo, un universo.


¿cómo le hago para conocer mi piel?

No hagas test extraños, aquí te van los pasos.

  1. Lava tu cara con jabón neutro.

  2. Observa en el espejo tu piel.

  3. Identifica las zonas resecas, las zonas rojizas, las zonas brillantes y las zonas con puntos negros y/u obstrucciones.

  4. Vuelve a observar y sentir tu piel 1,3 y 6 horas después de haber lavado tu rostro.

Te aconsejo hacer estos pasos dos o tres veces para que tengas seguridad de tus resultados.

Toma en cuenta factores externos a los que está acostumbrada tu piel durante el día, como la exposición al sol o el clima de tu ciudad, sigue los pasos en un día normal.

También te recomiendo repetir en diferentes temporadas del año, ya que nuestra piel no suele comportarse igual en verano que en invierno.



AQUÍ TE VA UN SÚPER TIP:

Nunca encasilles tu piel en un solo tipo, así como crecemos y cambiamos con el tiempo, nuestra piel cambia igual y cada una es un mundo diferente.









YA LA CONOCÍ, ¿AHORA QUÉ HAGO?

Pues ahora que conoces tu piel puedes darte cuenta exactamente que es lo que necesita.

Lee la descripción de los productos y sus promesas y verifica que encajen en lo que estas buscando, si puedes, busca información de los ingredientes que contienen y sus reacciones en tipos de piel parecidas a la tuya.

De esta manera evitarás irritarla, obstruir tus poros, acné, generar alergias, hacer que produzca mas grasa, envejecimiento prematuro y un millón de problemas más que tal vez no tenías ni idea.

Así también evitarás tirar tu dinero con tratamientos que no son adecuados para ti.


En unos días más te traeré una lista de las virtudes y cualidades de cada tipo de piel, para que conozcas cuales son los problemas comunes que podría tener tu piel a lo largo del tiempo.


Espero esto te haya servido para que que al final, puedas tener tu rutina perfecta, con la piel que conoces y amas tal cual es.

Cuidarte es amarte. Nos leemos luego.